domingo, 15 de octubre de 2017

"Civitates orbis terrarum": el National Geographic del siglo XVI



 Barcelona (Georg Braun; Frans Hogenberg - Georg Braun; Frans Hogenberg: Civitates Orbis Terrarum, Band 1, 1572 (Ausgabe Beschreibung vnd Contrafactur der vornembster Stät der Welt, Köln 1582; [VD16-B7188) Universitätsbibliothek Heidelberg)
(De Georg Braun; Frans Hogenberg - Georg Braun; Frans Hogenberg: Civitates Orbis Terrarum, Band 1, 1572 (Ausgabe Beschreibung vnd Contrafactur der vornembster Stät der Welt, Köln 1582; [VD16-B7188)Universitätsbibliothek Heidelberghttp://diglit.ub.uni-heidelberg.de/diglit/braun1582bd1, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=9832820)


 Civitates orbis terrarum. Este es el nombre de una obra enciclopédica de carácter geográfico que marcó en su momento un antes y un después en la edición de este tipo de erudiciones y saberes. Se trata de una pormenorizada descripción gráfica de las ciudades más importantes de su tiempo. Este formidable proyecto editorial se debe a la iniciativa de Georg Braun ( 1541-1622), canónigo que fue de la catedral de Colonia y que se encargó de la coordinación de un selecto grupo de dibujantes, informadores y descriptores que descargaron en esta obra todo el conocimiento atesorado sobre las urbes más conocidas de aquella época. Así a lo largo de las páginas de los seis volúmenes de que se compone esta publicación vamos viajando por estas poblaciones (de las que salen detallados planos con descripciones históricas e información y textos que nos ilustran sobre sus aspectos sociales y económicos) que constituían el mundo conocido por aquel entonces. Podemos descubrir cómo eran los trajes regionales, las costumbres, la vida cotidiana, los medios de transporte, las embarcaciones, la realidad de los campesinos, de los menestrales, etc, de los distintos lugares.
 Civitates orbis terrarum, que recibe este nombre por ser el título del primer tomo, contiene más de 600 vistas y planos. Los seis libros de que se compone fueron publicados entre 1572 y 1618. Aparecen en él ciudades de Europa, África, Asia e incluso América.
 Este atlas enciclopédico se convirtió en un documento valiosísimo para conocer cuál era el aspecto de la Europa urbana anterior a la desvastadora Guerra de los Treinta Años,  conflicto armado que arrasó el Continente y dejó irreconocibles multitud de lugares y escenarios de la contienda.
 Era el propio Georg Braun el que se encargaba de escribir en latín los textos que acompañaban a la ingente cantidad de imágenes que aparecen en esta enciclopedia. El otro gran protagonista de este proyecto fue  Frans Hogenberg (Malinas, 1535 - Colonia, 1590), grabador que se encargó de llevar a las planchas y estampar los dibujos de que constaba esta obra.
 Entre el grupo de dibujantes que colaboraron destaca Joris Hoefnagel  (Amberes,1542 -Viena, 1600), artista flamenco que terminó convirtiéndose en un viajero impenitente y recorrió numerosos países con el fin de recabar información y acumular material para realizar este trabajo cartográfico.
   En realidad, esta iniciativa cultural venía a complementar la gran  cumbre de los estudios geográficos de ese momento,  el gran atlas Theatrum Orbis Terrarum (1570) de  Abraham Ortelius.



Burgos en el siglo XVI, 1572, edición de 1593.
Georg Braun; Frans Hogenberg - Georg Braun; Frans Hogenberg: Civitates Orbis Terrarum, 1572 (edition of 1593) Herzogin-Anna-Amalia-Bibliothek, Weimar




Bizancio / Constantinopolis
Georg Braun; Frans Hogenberg - Georg Braun; Frans Hogenberg: Civitates Orbis Terrarum , 1572 (edición de 1593) Herzogin-Anna-Amalia-Bibliothek, Weimar



Argel
Algerii Saracenorum urbis fortissimae, en Numidia Africae provincia structae, iuxta Baleriacos fluctus Mediterranei equoris Hispaniam contra, Othomanor. Principu imperio redactae, imago
AlgerBy Georg Braun - BNE, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=58150954



Vista de Eger (Agria, Erla, Erlau, Jagier, Jegar, Jager), Hungría
By Joris Hoefnagel - http://www.szonyi.hu/pict12/339.JPG, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=4391601



viernes, 13 de octubre de 2017

El iceberg B -15: el objeto flotante más grande de la Historia.



 A finales de marzo del 2000 los satélites detectaban el mayor iceberg del que se haya tenido noticia hasta ahora, el mítico B-15. Medía unos 270 kilómetros de largo por 40 de ancho. Casi como la provincia de Burgos, por poner un ejemplo. Su altura media sobre el nivel del mar era de 60 metros. Teniendo en cuenta que nueve partes del mismo están sumergidas, podemos hacernos idea del descomunal tamaño de este objeto flotante. 
El gigante de hielo se había desgajado de la banquisa o plataforma de Ross. (Ésta es del tamaño del estado de Texas. Es como una gigantesca superficie helada adherida a la costa de la Antártida).
 Como algunos otros icebergs, el B-15 se quedó varado entre los hielos  merced a las corrientes marinas que circundan la Antártida y que impiden que estas descomunales masas heladas migren hacia el norte donde aguas más cálidas del Hemisferio Sur los van derritiendo. Así pues quince años después, en marzo de 2015, el Centro Nacional del Hielo (NIC) de EEUU verificaba que el mítico B-15 permanecía todavía, si bien dividido en nueve grandes fragmentos. (Hay que considerar que el NIC solo consigna icebergs con longitudes iguales o superiores a 19 km)

 (Texto: © Mariano López A. Abellán)









jueves, 12 de octubre de 2017

La cultura del álbum

 
Mis más lejanos recuerdos del patio del colegio durante el recreo los asocio al intercambio de cromos con los compañeros para intentar conseguir ejemplares escurridizos muy difíciles de hallar. Había álbumes de las películas famosas, todavía recuerdo los de "El Cid", "La conquista del Oeste", etc. Y de todo tipo de temáticas, de coches, de naturaleza, de cine, de animales, de la Liga de fútbol( ese salía todos los años puntualmente y yo creo que es el que más ha durado)...
 No tenía precio el momento en que uno se acercaba al kiosko a por cromos. La incertidumbre al abrir el sobrecillo que los contenía... Había algunos muy valiosos, dificilísimos de encontrar. Y otros se repetían hasta el aburrimiento. Supongo que serían técnicas de marketing de los editores.
 En fin, era un mundo analógico puro y duro sin wasap para comunicarse a distancia. Nos comunicábamos cara a cara intercambiando cromos, jugando al "churro, mediamanga, mangotero", comiendo vinagrillos que crecían en los múltiples solares sin edificar que te encontrabas en la ciudad...

sábado, 7 de octubre de 2017

El muro del AVE en Murcia


  
 El Mar Menor, una de las joyas de la corona, agonizando y convertido en una cloaca. El aeropuerto de Corvera, no operativo "sine die" (con el estéril desembolso de recursos públicos que esto supone). Y ahora la "brillantísima" idea de alzar un muro partiendo en dos la ciudad durante tres años, en el mejor de los casos, hasta que llegue el soterramiento del AVE, con todas las graves consecuencias que eso acarreará: miles de personas aisladas prácticamente del núcleo urbano de Murcia, niños con colegios al otro lado, familiares a una y otra parte, centros de salud por aquí y pacientes por allá, con la previsible formación de tremendos cuellos de botella en el tráfico para poder salir de la zona por vías alternativas, la sensación de gueto que se instalará en algunos barrios... Ya no se trata de ser de izquierdas o derechas, radical o moderado, interno, externo o mediopensionista. Se trata de tener sentido crítico, de ver la lógica de las cosas, de no comulgar con ruedas de molino. Y no creo que sea demagogia decir todo esto. 
La murcianía hay que demostrarla no sólo emocionándonos con nuestra querida patrona la Fuensantica, que está muy bien y yo desde aquí lo alabo y hasta lo puedo compartir, sino siendo conscientes del inmenso perjuicio que decisiones equivocadas nos pueden infligir más tarde o más temprano a todos.

jueves, 5 de octubre de 2017

Carlos V, kaiser del Primer Reich.



  Unas breves notas sobre este soberano que terminaría dando nombre a un conocido brandy.

 Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano - Germánico nació en Gante. Su madre, la que pasaría a la historia como Juana la Loca, lo alumbró en unos lúgubres excusados después de sentirse indispuesta mientras asistía a una fiesta palaciega.
Aterrizó en España como un caballo en una cacharrería, sin apenas hablar castellano y rodeado de una corte de flamencos que a buen seguro serían vistos como marcianos por los naturales del país.  Aparte del choque con las Comunidades en Castilla, tuvo al principio algunos desencuentros en Aragón  y Valencia por su escasa sensibilidad a la hora de respetar ciertos aspectos formales de la foralidad de esas comunidades. Con el tiempo se afianzaría su adaptación a la idiosincrasia española
A los veinte años alcanzó la dignidad imperial. La coronación como emperador se desarrolló en dos ceremonias cargadas de simbolismos destinados a  sustentar la grandeza a la que se elevaba. La primera tuvo lugar en Aquisgran. Allí, de manos del arzobispo de Colonia recibió los atributos imperiales frente a la tumba de Carlomagno: la espada de éste, el globo, símbolo del orbe, el cetro y la corona. Este ceremonial le confería el título de Rey de Romanos. Pero era un paso previo. Faltaba una segunda coronación a cargo del Papa que tardaría diez años en llegar.
Lo que pasa es que el Santo Padre se había alineado con Francisco I de Francia en la pertinaz pugna que el monarca francés mantenía con Carlos V. Los acontecimientos terminarían propiciando el llamado "Saco de Roma" en el que las tropas imperiales formadas por los tercios católicos  españoles y los lansquenetes luteranos sometieron a la ciudad del papado al más despiadado de los pillajes, mientras que Clemente VII  tenía que huir espantado. Carlos V manifestó sentir desolación por el comportamiento de sus tropas y  el Santo Padre se quedó a partir de estos hechos más suave que un guante.
Así, en 1530, en una Bolonia engalanada para la ocasión, con una arquitectura efímera deslumbrante, tuvo lugar la segunda ceremonia que consumaba la coronación imperial. El Papa ungió con un santo óleo, como a los antiguos reyes de Israel,  al monarca de los Austrias que se arrodillaba para simbolizar la sumisión del poder temporal al poder espiritual. El ritual consistía en realidad en una doble coronación. Primero fue tocado con la corona de hierro de los longobardos, que le confería la dignidad de Emperador de los Germanos, y dos días después ceñía la corona dorada imperial como Emperador de los Romanos. Acto seguido, el recién nombrado Emperador sujetaba el estribo de la cabalgadura del Papa en señal de sumisión y después daban juntos un paseo a caballo. A continuación se dio un banquete de los que hacen época.. Tras todos estos protocolos y ceremoniales se consumaba su coronación como Emperador del Sacro Imperio Romano - Germánico. Esta estructura política también se conoce como el Primer Reich,  para distinguirlo del Segundo, fundado en 1871 tras la guerra franco-prusiana y que duró hasta 1918 (una vez concluida la Primera Guerra Mundial) y del Tercero, correspondiente a la Alemania nazi.
Por otra parte,  el monarca de los Austrias asistió durante su reinado a la irrupción de lo que supuso un auténtico terremoto geopolítico y espiritual de largo alcance cual fue la Reforma luterana. Este hecho marcó de manera significativa toda su trayectoria como mandatario.

 Como curiosidades cabe decir que Carlos V destacaba por el gran prognatismo de su mandíbula (típico de los Austrias), quizá más acentuado que el que aparece en sus retratos oficiales, era un gran degustador de cerveza y muy aficionado a los relojes y a los mecanismos de relojería aplicados a figuras y juguetes articulados. Padeció una dolorosísima gota que marcó sus últimos días. Sobrevivió casi veinte años a su querida esposa Isabel de Portugal a la que siempre añoró. De hecho nunca volvió a contraer matrimonio.
Al final de su vida, y tras un periodo de dudas y  reflexiones,  abdicó en su hijo, (que ostentaría el trono como Felipe II) para la gobernación de España y las Indias y en su hermano Fernando para asumir la dignidad imperial como Rey de Romanos.
Terminó retirándose al monasterio de Yuste (que desde aquí recomiendo visitar a los que no lo conozcan) donde falleció de paludismo un año y medio después.

Carlos V a caballo en  Mühlberg. Tiziano. (1548). Museo del Prado.

  (Texto: © Mariano López A. Abellán)


viernes, 22 de septiembre de 2017

Llega el otoño...



 “Las ardillas hacen acopio de provisiones, las marmotas se entierran a dormir, los árboles sueltan las hojas y se disfrazan de leña seca y muerta, a la espera del renacimiento de la primavera. Nosotros también tomamos nuestras medidas. Cosemos vestimentas abrigadas, cortamos leña, ahumamos carne, hacemos salazones y compotas. Ahora mismo me encuentro en la cocina, al amor de la lumbre, fabricando velas en compañía de tres cátaras... Las religiosas rezan y yo pienso en silencio, mientras mis dedos calientan y derriten el sebo de carnero, cuelan la grasa para purificarla y sumergen una y otra vez la mecha, un tallo de carrizo o de junquillo, en el sebo licuado, añadiendo capa tras capa a medida que se va endureciendo.”
    “Historia del rey transparente.” ROSA MONTERO

Carril con álamos cerca de Nuenen . 1885. Vincent Van Gogh
óleo sobre lienzo . 78 x 98 cm. Rotterdam, Museo Boijmans Van Beuningen.

martes, 19 de septiembre de 2017

El Club Remo de Murcia. 1962.



 Hace unos días, navegando por internet descubrí esta foto datada en 1962. Era el Club Remo, junto al río Segura, en el centro de Murcia. Cinco años tenía yo por esas fechas. De  pronto, al contemplar esta imagen,  todo un continente sumergido de la memoria, un yacimiento de tiempo, salió a la superficie. Empecé a recordar las mañanas del domingo en que me sentaba con mis padres en  esa terraza a la hora del aperitivo. También me venían imágenes de la gente practicando piragüismo, mi tío Guillermo entre otros. En fin, los recuerdos tiran de recuerdos y poco a poco me fui paseando  por mi lejana infancia.
 Al ver esta foto me di cuenta también de algunas otras  cosas. Que el planeta se va al carajo: esta maravilla de río que aparece en la imagen nunca volverá a ser lo que fue. De hecho ha estado agonizando durante muchos años. Las playas salvajes que conocí, ya domesticadas para siempre, jamás tendrán la grandeza que tenían cuando yo era un crío. En fin, todo esto es una batalla casi perdida y solo cabe defender con uñas y dientes  las últimas posiciones de esta guerra. 
  El Club Remo hace ya años que fue demolido.
 Por cierto, al ver esta imagen me vino a la memoria una antigua canción de Georges Moustaki que decía :

Il y avait un jardin
Georges Moustaki
  

C'est une chanson pour les enfants
Qui naissent et qui vivent entre l'acier
Et le bitume entre le béton et l'asphalte
Et qui ne sauront peut-être jamais
Que la terre était un jardin

Il y avait un jardin qu'on appelait la terre
Il brillait au soleil comme un fruit défendu
Non ce n'était pas le paradis ni l'enfer
Ni rien de déjà vu ou déjà entendu

Il y avait un jardin une maison des arbres
Avec un lit de mousse pour y faire l'amour
Et un petit ruisseau roulant sans une vague
Venait le rafraîchir et poursuivait son cours.

Il y avait un jardin grand comme une vallée
On pouvait s'y nourrir à toutes les saisons
Sur la terre brûlante ou sur l'herbe gelée
Et découvrir des fleurs qui n'avaient pas de nom.

Il y avait un jardin qu'on appelait la terre
Il était assez grand pour des milliers d'enfants
Il était habité jadis par nos grands-pères
Qui le tenaient eux-mêmes de leurs grands-parents.

Où est-il ce jardin où nous aurions pu naître
Où nous aurions pu vivre insouciants et nus,
Où est cette maison toutes portes ouvertes
Que je cherche encore et que je ne trouve plus.